Inasistencia Cámara Baja

Inasistencia Cámara Baja

La asistencia corresponde cuando un diputado está presente por lo menos un instante de la sesión o comisión; es en estos eventos donde los parlamentarios van a ejercer la mayor parte de su trabajo legislativo.

Por reglamento de la Cámara Baja, una inasistencia justificada no es una inasistencia, discrepando del criterio que se utiliza en la educación básica, media y superior de Chile. El objetivo del siguiente polinforme es cuantificar las inasistencias de los diputados en sesiones y comisiones, para esto, es necesario considerar una inasistencia justificada por lo que es; una inasistencia. 

Los eventos medibles se dividen en tres: sesión, comisión permanente y comisión investigadora. Una sesión es donde los diputados se reúnen en la cámara para votar y discutir sobre los proyectos. Las comisiones se dividen en permanentes e investigadoras. Las primeras les corresponde el estudio y despacho de proyectos de ley o de otros asuntos que eventualmente les asigne la Sala. Las segundas son creadas por la Cámara, con el objetivo de reunir información relativa a determinados actos del Gobierno. 

En la siguiente tabla se puede ver la magnitud de estos eventos y su inasistencia

Analizando globalmente se puede ver que faltaron al 18% de los eventos y el tiempo de inasistencia equivale a 40.577 horas; es decir, durante el último período parlamentario en promedio un diputado perdió 12 jornadas laborales de 7,5 horas por inasistencia por año.

Existe un número similar de eventos entre sesiones y comisiones, con una diferencial porcentual menor al 1%; sin embargo, un diputado promedio faltó 3 veces más a comisiones que sesiones. Además, como se explicó en el polinforme de Planificación y choques de agenda, las comisiones tienen más del doble de horas de incompatibilidad horaria en comparación con las sesiones. ¿Será que priorizan más las sesiones que las comisiones? ¿o será que en una sesión es más fácil registrar la asistencia y retirarse? Son preguntas que no se pueden responder dado que no hay registro accesible de la hora de salida de los diputados.

Análisis diario

La siguiente tabla es el resumen del comportamiento de la inasistencia por los días que les corresponde trabajar en sesiones y comisiones. Como se explicó en el polinforme de Carga laboral, por calendario legislativo, les corresponde trabajar normalmente la última semana del mes en terreno, y las tres primeras semanas de lunes a jueves en sesiones y comisiones. Los viernes y sábados se dedican a otras actividades parlamentarias.

Como se puede observar en la tabla, el lunes es el día con menor carga laboral y con el mayor porcentaje de horas no asistidas: 26%, es decir, un diputado promedio no ejerció un cuarto de sus labores parlamentarias el lunes solo por inasistencias, siendo que es el día que menos responsabilidades hay agendadas.

¿El segundo día con mayor porcentaje de horas no asistidas? El jueves, que coincidentemente es el segundo día con menor carga laboral. ¿Por qué a menor carga mayor es la inasistencia? ¿Por qué dedican la gran mayoría de su tiempo de trabajo a otras actividades parlamentarias los lunes y jueves, cuando por calendario debiesen dedicarlas a comisiones y sesiones?

Análisis particular Cámara Baja

El tiempo total por inasistencia en el último período parlamentario corresponde a 40.557 horas, que equivale a 36 minutos promedio diarios por cada diputado. Como se analizó en el polinforme de carga laboral, un diputado en promedio planifica 4,4 horas diarias considerando solo los días que por calendario legislativo le corresponde a sesiones y comisiones. Esto implica que un diputado promedio está perdiendo el 14% de su carga laboral por inasistencia.

En el siguiente gráfico se muestra la dispersión de los diputados en base a su porcentaje de inasistencia en sesiones y comisiones. 

Cada más rojo sea un punto menor carga laboral tuvo, y a mayor carga laboral es más azul. Las dos líneas que están en el gráfico representan el promedio porcentual de inasistencia a comisión y a sesión, generando cuatro cuadrantes que se explican a continuación:

A: están los diputados que a menos sesiones faltaron y a menos comisiones faltaron, sobre el promedio. Destacan los nombres de: Sergio Ojeda, Leopoldo Pérez, Miguel Ortiz, Bernardo Berger, Roberto Poblete.

B: están los diputados que a más sesiones faltaron y a menos comisiones faltaron, sobre el promedio. Destacan los nombres de: Karla Rubilar, Patricio Vallespín, Sergio Aguiló, Loreto Carvajal y Romilio Gutiérrez.

C: están los diputados que a menos sesiones faltaron y a más comisiones faltaron, sobre el promedio. Destacan los nombres de: Joaquín Lavín León, Christian Urízar, Gabriel Silber, Jaime Pilowsky, Jorge Torud.

D: están los diputados que a más sesiones faltaron y más comisiones faltaron, sobre el promedio. Destacan los nombres de: Juaquín Godoy, Aldo Cornejo, Gonzalo Fuenzalida, Daniel Nuñez y Marisol Turres.

Para ver el detalle de cada diputado, dirigirse al ranking general

Análisis comisiones permanentes

El principal objetivo de una comisión es el estudio pormenorizado y especializado de cada uno de los proyectos de ley; es donde se van a alimentar de los conocimientos técnicos necesarios para ser discutida después en las sesiones de sala. El congreso las define como la parte más importante del trabajo legislativo, especialmente aquellas que tienen carácter permanente.

“La parte más importante del trabajo legislativo se realiza en las comisiones, especialmente en aquellas que tienen un carácter permanente.” Esta frase se encuentra en la página de la Biblioteca Nacional del Congreso (www.bcn.cl), y es relevante ya que las comisiones permanentes son las que más horas perdidas tiene por inasistencia entre todos los eventos con 20.535 horas, que representa el 22% del tiempo total planificado.

El porcentaje de asistencia de las comisiones permanentes es un indicador importante para ver la priorización de temáticas que hay en la Cámara Baja. Se puede ver que las comisiones de Hacienda y Educación son las que menos porcentaje de inasistencia tuvieron. Eso si la de Educación fue en las que más horas se perdieron por inasistencia de los diputados.

Por otro lado, temas como: inteligencia del estado, zonas extremas, ciencia y tecnología, cultura y arte, recursos hídricos y desertificación tuvieron inasistencias bastantes altas por sobre el 34%.

La comisión que mayor porcentaje de inasistencia tuvo fue la de Control del sistema de inteligencia del estado, con un 47% de inasistencia. 1 de cada 5 veces que se celebró esta comisión, solo asistieron 2 integrantes de los 7 que la componían.

¿Están priorizando bien las temáticas los diputados?

Asistencia simultáneo           

Al definir asistencia cuando el diputado está presente un instante de la sesión o comisión, se genera la posibilidad de que un parlamentario esté presente en dos o más eventos al mismo tiempo. Este fenómeno se define como asistencia simultanea. 

Del total de 120.525 eventos el 27% posee algún tipo de incompatibilidad horaria. 

Cuando un diputado tienen un choque de agenda: falta a todos sus compromisos el 9% de las veces, asiste solo a uno de sus compromisos planificados el 24%, y el otro 67% registra asistencia simultánea en los eventos. 

Esto significa, que existe incompatibilidad horaria en 1 de cada 4 eventos; dentro de este cuarto, 2 de cada 3 veces registran una asistencia simultánea. Cuando ocurren estos casos, los eventos planificados tienen una incompatibilidad horaria promedio de una hora, equivalente a la mitad del tiempo total de éstos. 

Lo más probable es que estén registrando asistencia en las sesiones y no participando de éstas. Esto se debe a el porcentaje de inasistencia es significativamente el más bajo, y a su vez, las sesiones son las que tienen una duración promedio mayor cercana a las 3 horas en, comparación con la 1.7 hroas que tiene una comisión

¿Cuánto le cuesta al país la inasistencia de los diputados?

El costo total posee una gran complejidad de calcular, dado que se debería medir el daño que le hace al país no tener las leyes adecuadas para regular el comportamiento de la nación. Por ejemplo: migración, identidad de género, una ley que regule empresas como Uber y Cabify o las mismas criptomonedas.

Es por esta razón que el costo se calcula en base a cuanto cuesta una hora perdida de un diputado promedio. Considerando sueldo bruto, gastos operacionales, asesorías externas, personal de apoyo y una jornada laboral de 7,5 días de lunes a sábado; el costo hora diputado es de 126.153 pesos.

Para cumplir el objetivo de este polinforme, que es cuantificar la inasistencia de los diputados, es necesario sumar la mitad de las horas con asistencia simultánea,  esto se debe a que una persona no puede estar en dos lugares en el mismo tiempo.

Las horas totales perdidas por inasistencias equivalen a 52.470 horas (40.557 horas no asistidas + 11.912 horas por asistencia simultanea), lo que implica que el costo para el país por inasistencia en el último período parlamentario es de 6.619 millones de pesos; es decir, se pierden aproximadamente 12 millones de pesos cada día destinado a sesiones y comisiones por la inasistencia de los diputados.

Conclusión 

Un diputado promedio no asiste al 18% de sus responsabilidades, y representa también un 18% de pérdida del tiempo total de su carga laboral. De los eventos que tienen incompatibilidad horaria, 2 de cada 3 presentan asistencia en simultáneo, esto deja ver que probablemente existan eventos que solo están registrando la asistencia y no participando de él.

El lunes fue el día con menor carga laboral y con mayor porcentaje de inasistencia, y el jueves que fue el segundo día con menor carga, también es el segundo día con mayor inasistencia. Esto es bastante ilógico, dado que a priori se esperaría que a mayor carga mayor sea la inasistencia. Una explicación razonable es que ante un día de baja carga laboral haya un grupo significativo de diputados que prefieren no ir.

En lo que respecta a comisiones; en las investigadoras hubo un 38% de inasistencia, donde destaca el caso de Rodrigo González que no fue a ninguna comisión investigadora. El porcentaje de inasistencia en las comisiones permanentes fue de 22%, está el caso de Aldo Cornejo que faltó el 77% de las veces.

En conclusión, son preocupantes los números de inasistencia, generando la pregunta: ¿Se están tomando en serio las sesiones y comisiones los diputados? Deberían estar trabajando en promedio 7,5 horas diarias en estos eventos, planificaron 4,4 horas diarias sin considerar choques de agenda, si descontamos las inasistencias y las asistencias simultáneas este número queda en 3,6 horas diarias; es decir, en el último período parlamentario trabajaron menos de la mitad de lo que debiesen, y aún, falta descontar impuntualidad.

Compartenos en:

Deja un comentario

Menú de cierre
Social media & sharing icons powered by UltimatelySocial